lunes 11 de noviembre de 2019 - Edición Nº245

Judiciales | 10 may 2019

El fiscal Sabadini imputó por lavado de dinero al presidente de Lotería Oscar Brugnoli y al vocal Edi Núñez

Es una ampliación del requerimiento de instrucción de la causa conocida como “Lavado I” por la que están detenidos Horacio Rey y Roberto Lugo.


Por:
Redacción LPD

Los funcionarios de Lotería habrían beneficiado a empresas manejadas por el extitular de la Unidad Ejecutora, Ismael Fernández, y el empresario Ramón Chávez en unos $20M desde 2016 hasta la fecha.

Sabadini identificó “un esquema ilícito” que consistía en crear empresas y sociedades con familiares y amigos para proveer bienes y servicios al Estado provincial, en este caso a Lotería Chaqueña, para concretar maniobras fraudulentas contra el erario y negociados irregulares que reportaron “enormes ganancias ilícitas para sus partícipes desde fines de 2016 hasta la actualidad”.

Entre la documentación aportada por el fiscal se encuentran los registros de la Contaduría General de la Provincia, que consignan que Chávez, titular de Constructora del Paraná, recibió de Lotería órdenes de pago por $4.573.945 en 2016, $9.607.450 en 2017 y $2.227.500 desde enero hasta marzo del 2018, cuando la causa Lavado I tomó estado público.

Fueron contrataciones directas y los pagos los firmaron el presidente Brugnoli, los vocales Núñez, Carlos Torres y Martín Portela, y el gerente general Juan Carlos Totaro Escuder. “La mayoría de las operaciones corresponden a la compra de indumentaria deportiva bordada con el logo de Lotería Chaqueña”.

Según Sabadini, en total la empresa de Ramón Chávez y la Fundación Norte fueron beneficiados por contrataciones directas por $ 19.074.985. La Fundación Norte fue constituida en 2014 por Ismael Fernández, Iván Bilcich y el propio Chávez, y sólo en 2016 recibió de Lotería $2.666.000 en concepto de publicidad y propaganda, siempre con las firmas de las autoridades de la entidad de juegos provincial.

SOCIOS
En 2014 Edi Núñez se compró un auto y le extendió una cédula azul a Horacio Rey para que pudiera conducirlo. Este y otros datos conexos llevaron al fiscal Sabadini a asumir que había una relación previa entre los investigados, que formaban parte junto a Rey, Lugo, Chávez, Ismael Fernández y Cristina Dellamea “del complejo entramado organizativo destinado a extraer dinero espurio del erario público del Estado Provincial para transformarlo e introducirlo al circuito legal económico”.

En la ampliación presentada ante la jueza federal Zunilda Niremperger, el fiscal acusó a Brugnoli y a Núñez por lavado de dinero agravado por habitualidad, y ser miembros de una banda y funcionarios públicos, y advirtió una serie de delitos precedentes (es decir, los delitos necesarios para el posterior lavado): negociaciones incompatibles con la función pública, asociación ilícita, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración pública e incumplimiento de deberes de funcionario público.

Finalmente, solicitó a la magistrada que los cite a prestar declaración indagatoria.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS