lunes 24 de junio de 2019 - Edición Nº105

Gremiales | 5 jun 2019

Daer cruzó al dueño de Laboratorio Craveri por “despidos e ilegalidad”

El titular de ATSA denunció a Juan Craveri por los 47 despidos en su laboratorio y por hostigamiento y persecución a delegados gremiales.


Por:
Redacción LPD

El secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA Buenos Aires), Héctor Daer, apuntó contra el propietario de Laboratorio Craveri por un “deliberado atropello” que comete contra los derechos de sus representados.

Desde hace dos meses, los trabajadores de la Sanidad acampan frente a las plantas industriales ubicadas en los barrios porteños de Villa del Parque y Caballito para exigir la reincorporación de 47 empleados despedidos, con una posterior prohibición de ingreso de representantes gremiales.

En ese marco, el gremio que conduce Daer alertó sobre la crítica situación que están atravesando los trabajadores y trabajadoras de Craveri y denunció públicamente al empresario y dueño Juan Craveri por “el deliberado atropello que comete en contra de sus derechos de manera sistemática”.

Desde 2018 los trabajadores perciben su salario en cuotas, sin ningún tipo de previsibilidad ni contemplación, y ante los reclamos de la organización sindical, la empresa intentó presentar un Procedimiento Preventivo de Crisis, pero jamás cumplimentó los requisitos.

Desde entonces, el gremio propuso soluciones alternativas, pero Juan Craveri siempre se negó a aceptarlas o explorarlas, sin importarle jamás la vida de los trabajadores, aseguraron a Mundo Gremial desde ATSA Buenos Aires.

Más aún, -agregaron- los delegados sindicales que representan a la organización en el establecimiento fueron hostigados, perseguidos y reprimidos en cada instancia de reclamo por los derechos de sus representados.

El 29 de marzo del corriente año, sin ninguna comunicación previa, se le impidió el ingreso al Laboratorio a 47 empleados, quienes fueron notificados en ese mismo instante por el personal de seguridad, de que habían sido “despedidos”.

El 70% de los trabajadores son mujeres, madres que sostienen un hogar con su trabajo. Muchas de ellas con más de 10 años dentro de la empresa, otras a tan sólo dos años de jubilarse.

Ese mismo día, los delegados sindicales representantes de la organización en el establecimiento realizaron una Asamblea informativa en el comedor de la empresa. En respuesta a esto, Juan Craveri hizo detener a la Comisión Interna por medio de una falsa denuncia, y los delegados estuvieron presos durante 6 horas.

“El desprecio de Juan Craveri hacia los trabajadores es una constante histórica. Vulneración de las normas de seguridad e higiene y violación del Convenio Colectivo de Trabajo que rige la actividad son las políticas del empresario”, denunció ATSA.

Según el sindicato, los despidos no hallan su motivo en lo económico. “Juan Craveri ganó dos licitaciones por 6.3 millones de dólares, con productos que se comercializan fácilmente en farmacias”, explicaron, y añadieron: “Lo que motiva los despidos es la intención de precarizar las condiciones laborales de nuestros compañeros y compañeras con contratos a plazo fijo y constante rotación de personal, evitando así que acumulen antigüedad. Esta es la política de Juan Craveri”.

El sindicato de la Sanidad aseguró continuar con el plan de lucha para preservar las fuentes de trabajo, en medio del dictado de una conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Producción y Trabajo.

Pero así las cosas, Craveri continúa negando el ingreso de delegados gremiales al establecimiento.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS