domingo 22 de septiembre de 2019 - Edición Nº195

Opinión | 30 jun 2019

¿Peppo es Macri?: Chaco aplica recetas que Alberto Fernández piensa para reactivar al país si gana las Presidenciales


Por:
Roberto Espinoza (*)

En diálogo con distintos medios nacionales Alberto Fernández dio pistas sobre algunas medidas que podría aplicar si es electo presidente para salir de la fuerte recesión económica provocada por la gestión Macri. El precandidato del Frente de Todos mencionó como ejemplos a provincias como San Juan o Tierra del Fuego, que vienen empleando políticas anticíclicas para no ser arrastradas por la feroz caída que exhiben todos los indicadores económicos en el orden nacional.  Al igual que las administraciones citadas, el gobierno chaqueño también adoptó diversas políticas públicas que sirvieron para morigerar los efectos de la economía Macrista.

¿Peppo es Macri? La respuesta aparece al comparar esas políticas elogiadas por Alberto Fernández en las provincias mentadas con las medidas que llevó el mandatario chaqueño desde que asumió.

Antes de adentrarnos en ese rango comparativo vale situar el contexto socio-económico alarmante en el que está inmerso el país, hecho que según Fernández requiere de decisiones concretas.

CATÁSTROFE SOCIAL

Esa definición la acuñó el actual diputado nacional y ex viceministro de Desarrollo Social de CFK Daniel Arroyo en su reciente visita al Chaco. Esa definición la hizo para graficar la dimensión de las políticas de ajustes que lleva implementando el gobierno de Mauricio Macri. 

¿Exagera Arroyo al pintar un escenario de catástrofe social en el país?  La respuesta tan fría como contundente aparece, una vez más, en los números y estadísticas. A saber.

-Entre marzo del año pasado y el mismo mes de este año cada 2 minutos un trabajador perdió un empleo formal en Argentina. Según un relevamiento de la Universidad de Avellaneda en ese periodo se dieron de baja 268 mil puestos de trabajo formales, unos 22.360 por mes, 735 por día o 30 por hora.

-Tomando cifras oficiales, durante los 12 años de kirchnerismo el salario real subió un 19 %. Mientras que en los tres años y medio de Macri el salario bajó un 21 % en términos reales. Es decir que el poder adquisitivo de los salarios argentinos hoy es inferior al del 2003.

-Según la UCA más de la mitad de los niños y adolescentes son pobres en Argentina. Este relevamiento que corresponde al 2018 destaca que el 29, 3 % de esos chicos pobres en el país tienen un déficit en sus comidas, y un 13 % de ellos pasó hambre. En el país que produce alimentos para 400 millones de personas, un 13 % de los niños/as y adolescentes argentinos pasan o pasaron hambre.

-En ese informe de la UCA también se resalta que de esos chicos que más de la mitad son pobres, el 40 % de niño/as están en situación de pobreza extrema.

-Según la Universidad de Belgrano durante los tres años y medio de gestión el país lleva un 200 % de inflación acumulada. Se sabe, la inflación siempre golpea más a los estratos sociales más débiles.

Estas son algunas de las tantas estadísticas que muestran el deterioro social que genera el modelo económico Macrista, y que las administraciones provinciales deben sobrellevar.

¿CÓMO SE SALE DE ESA CATÁSTROFE?

Alberto Fernández sostiene que la salida está en la inversión de la cadena del modelo Cambiemos. Ese que reza que para combatir a la inflación hay que bajar el consumo. Para ello se le saca el dinero del bolsillo de la gente para que no lo gaste. De ese modo se contiene la demanda. Cuando se contiene la demanda, bajan los precios. Pero hace tres años y medio que el modelo Macri aplica esta receta para contener la inflación "pero le sale pésimo", dice Fernández.  Para el precandidato a Presidente ése modelo de gestión deja un efecto muy nocivo: en ese país que se consume el 70 % de lo que se produce, cuando el consumo cae, cae también la producción. Al caer la producción, aumenta el desempleo. Al aumentar el desempleo, aumenta la pobreza. Ese circuito Macrista hay que darlo vuelta completamente, insiste Fernández.

El precandidato a Presidente cita a dos administraciones provinciales a modo de ejemplo de cómo salir de la crisis económica. Una especie de anticipo de las recetas que podría ser su eventual gestión en el caso que ganara las presidenciales de octubre.

1) La política de fomentar el empleo que lleva adelante la provincia de San Juan. Mientras que en el país la desocupación fue según el último registro del INDEC del 10, 1 %, en San Juan fue el 3, 2 %. ¿Cómo logró esto? Fomentando políticas activas para motorizar las pymes a través de créditos blandos dados por el Banco de San Juan.

 2) El fortalecimiento del consumo que desarrolla la provincia de Tierra del Fuego a través de la tarjeta del banco de esa provincia. ¿Qué tiene de novedoso? Desde hace tiempo la posibilidad de comprar en 12 cuotas sin intereses, pero al valor original del producto. A contramano de lo que hizo el gobierno nacional al minimizar el Ahora 12 con tasas elevadísimas, y que ahora quiere suavizar aplicando una tasa del 20 % al valor original.

Baja desocupación y crecimiento del empleo-mientras baja a nivel nacional-

Para encontrar respuestas si Peppo es Macri, más allá de cualquier subjetividad, vayamos a los hechos puros, que en el caso de un gobernador pasa por sus políticas aplicadas. Para ello comparemos los ejemplos mencionados por Alberto Fernández con lo que sucede en el Chaco.

En cuanto a la preservación del empleo por la política activa desarrollada en San Juan que destacaba Fernández, es casi un un calco de lo que realizó el gobierno chaqueño con los créditos otorgados por el nuevo Banco del Chaco. Con un dato no menor: la desocupación en la provincia durante el  mes de junio fue del 1, 2 %.

Si bien la tasa de actividad en Chaco es de las más bajas en el país, no deja de ser cierto que esa tasa es el promedio que tiene el NEA. Dentro de las provincias del Noreste, Chaco es la que muestra el menor índice de desocupación: Corrientes tuvo un 7,1%;  Formosa 4,1%; Posadas 4,9% y en el Gran Resistencia, lo dicho: un 1, 2 % de desocupación.

Desde la Secretaría de Empleo aseguran que éstos números no son producto de la casualidad. "Los comerciantes y productores fueron asistidos por  políticas de empleo provinciales para resguardar la fuente laboral y con créditos por emergencia hídrica a tasa cero se pudo reactivar la economía en las localidades más afectadas de la provincia", expresó Natalia Mustillo.

Según el SIPA -Sistema Integrado Previsional Argentino- en abril de este año se perdieron a nivel nacional 48.600 empleos privados "en blanco" en relación de dependencia. Es decir 1567 empleos por día. Mientras que en Chaco en el mismo mes se dio un aumento de 1036 empleos registrados según el SIPA.

El contraste es muy fuerte:

-A nivel nacional el empleo en blanco mostró 48. 600 trabajadores menos en abril.

-En Chaco hubieron 1036 trabajadores registrados más en el mismo mes.

El banco provincial como sostén del consumo

Al igual que la provincia Fueguina elogiada por Alberto Fernández, el  fortalecimiento del consumo en Chaco está basado en las cuotas sin intereses de la  tarjeta de crédito provincial, la Tuya del Nuevo Banco del Chaco.

Algunas de las promociones que incrementaron/an el consumo en la provincia a través de la Tuya.

-En el período de mayor recesión en el país durante diciembre del año pasado, la Tuya dispuso que entre el 17 al 31 de diciembre en toda la provincia haya 5 cuotas sin interés con 5% de bonificación en alimentos y 10 cuotas sin interés con 10% de bonificación en diversos rubros.

-Ante la emergencia hídrica brutal que soportó este año la provincia, la Tarjeta Tuya otorgó créditos y refinanciamientos blandos para productores del sudoeste chaqueño, la zona más golpeada por las adversidades climáticas.

-Entre el 7 y el 17 de junio la Tarjeta Tuya lanzó una promoción especial del Día del Padre para comprar en 10 cuotas sin interés más 10% de bonificación.

Para dimensionar el rol que tiene la Tarjeta Tuya vale citar lo dicho por el secretario gremial de CAME Chaco Alfredo González: es una "herramienta única" en la provincia y en el país para potenciar el consumo. Para González las promociones de la Tuya es algo que debe imitarse en el ámbito nacional.

Con este análisis nadie está diciendo que Chaco es Suecia-ninguna administración provincial lo es- ni que no ha tenido problemas sociales. Los tuvo históricamente y también los tiene ahora. La idea pasa por contrastar las políticas públicas que aplicaron las provincias ponderadas por Alberto Fernández. La conclusión es inequívoca: Son las mismas que aplicó la gestión Peppo. Vale concluir entonces: Peppo no es Macri.

Cristina Fernández ayer en el Centro de Convenciones de Resistencia describió que  las provincias funcionan como amortiguadores de políticas de ajuste muy brutales. Y si bien Chaco no salió indemne del modelo Macrista, lejos estuvo de ser una administración incendiada por no poder cumplir el pago de sueldos o por ajustar despidiendo trabajadores. Todo en un contexto muy adverso. Para muestra basta un botón: en el primer trimestre de este año, Chaco recaudó 1100 millones de pesos menos en términos reales de Coparticipación Federal con el mismo período del año pasado. Todo en medio del desastre causado por las inundaciones que obligó a la provincia a decretar la emergencia hídrica y agropecuaria.

Si muchos de los militantes-y algunos dirigentes también- que cantaron contra el gobernador chaqueño ayer en el Centro de Convenciones repasan las palabras de su candidato presidencial e hicieran ese ejercicio de contraste entre  las políticas destacadas por Alberto con lo que pasó en el Chaco de Peppo, tal vez ahí se den cuenta que lo hecho por su denostado gobernador no está lejos de lo que pergeña para el país el candidato ungido por su venerada líder.

(*) Licenciado en Periodismo

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS