domingo 22 de septiembre de 2019 - Edición Nº195

Opinión | 30 jun 2019

Mempo y la Justicia


Por:
Vidal Mario (*)

Había un juez, en la antigua Grecia, muy querido por sus conciudadanos porque dedicaba su vida a impartir justicia entre ellos, atendiendo sus problemas, sus controversias, sus dificultades.

Era un hombre justo por naturaleza y por excelencia.

Una vez se le presentó un caso que le hizo padecer.

No sabía cómo resolverlo porque ambos contendientes tenían razón y él quería hacer justicia.

Desesperado, pidió a Zeus que lo iluminara.

El padre de los dioses le envió a la Musa, que tampoco lo inspiró. Terminó mandándole a las nueve Musas, las que tampoco inspiraron al magistrado la justicia que perseguía.

Extrañado, Zeus le preguntó entonces qué era eso tan importante que hacía en la tierra.

El juez le respondió: “Se trata de impartir justicia, porque sin justicia el hombre no puede vivir y todo el pueblo degeneraría en un rebaño, en una horda”.

Zeus entendió la importancia de la justicia y creó a la Diosa Themis, le dio un rango superior a las Musas, le dio también una espada y una balanza y la envió a la tierra a ayudar al juez a dar a cada uno lo suyo.

Ésta leyenda de la mitología griega que incluí en uno de mis libros, “La balanza y la espada”, revela la importancia que tiene la justicia en la vida de los pueblos.

¿Pueblo sin justicia?

Sin embargo, el intelectual K y ex militante montonero Mempo Giardinelli propicia la desaparición lisa y llana de tan imprescindible componente del Estado.

Ni a nuestros militares más sanguinarios se les ocurrió tan delirante proposición.

De la misma manera desnuda su espíritu antidemocrático reflotando, igual que Dady Brieva, una vieja idea de Hebe de Bonfini: un juicio tipo Conadep a periodistas opositores.

Sorprendentemente, una escuela del Chaco se llama “Mempo Giardinelli”.

(*) Periodista e historiador.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS