domingo 22 de septiembre de 2019 - Edición Nº195

Opinión | 15 jul 2019

Capitanich se equivoca al decir que Peppo se arrodilló ante Macri: el trasfondo es el Federalismo inexistente del país


Por:
Roberto Espinoza (*)

El intendente de Resistencia y precandidato a senador y a gobernador Jorge Capitanich mencionó que en las elecciones gubernamentales del 13 de octubre se decidirá entre alguien que "se arrodilla ante Macri (en obvia alusión a Domingo Peppo) o un líder como yo".

Esa definición del intendente capitalino requiere un tratamiento mucho más profundo y no quedarse con ese simplismo característico de tiempos electorales. Detallamos 7 puntos para entender porque esta disyuntiva que trata de instalar Capitanich es desacertada. A saber.

1)- ¿Tiene Chaco autonomía económica para plantarse ante el ejecutivo de turno?

No. Se sabe que Chaco depende casi con exclusividad de los fondos nacionales para poder sortear el pago de sueldos estatales de la provincia.

2)-¿Qué pasaría si Peppo se hubiera negado, por ejemplo, a aprobar el Pacto Fiscal?

Hubiera recibido represalias. ¿De qué modo? Retraso de las partidas de adelantos de Coparticipación que la provincia emplea para pagar sueldos en tiempo y forma.

3)-¿Qué pasaría ante el retraso de esas partidas nacionales?

La provincia chaqueña hubiera estado "incendiada" por cesación de pagos de sueldos. En la misma situación que estuvo Santa Cruz, que por estar gobernada por Alicia Kirchner, recibió un trato para nada contemplativo de parte del ejecutivo nacional.

Un solo ejemplo para graficar esta situación: Si Santa Cruz hubiera estado gobernada por alguien del palo Macrista, el gobierno de Cambiemos hubiera accedido sin problema alguno a adelantar fondos, o hasta de enviar partidas no coparticipables-que se reparte de acuerdo a la voluntad del ejecutivo de turno- para que la provincia patagónica no tuviera problemas (como los tuvo Alicia) para afrontar el pago a estatales.

4)-¿Por qué Chaco recibía Fondos Discrecionales en la gestión de Cristina durante el gobierno de Capitanich en la provincia?

Por la misma razón que ahora María Eugenia Vidal concentra mayoritariamente esas partidas: pertenecía al mismo palo del ejecutivo nacional.

Por eso Capitanich en su momento se rehusó a hacer el juicio a la Nación por la devolución del 15 % de la Coparticipación Federal (El mismo que hicieron las provincias de San Luis y Santa Fe). Capitanich recién emprendió tal litigio con la Nación cuando Mauricio Macri ganó el balotaje ante Scioli.

5-¿Por qué Jorge Capitanich no litigó durante el mandato de Cristina por la devolución del 15 % para el Chaco?

Según las propias palabras del gobernador en el 2015: "no se efectuaron reclamos porque en los ocho años de gobierno de Cristina hemos tenido un fuerte respaldo del gobierno nacional para la realización de obras públicas con un financiamiento que ha sido muy significativo para nosotros". El hecho de pertenecer tenía su rédito. Como decíamos más arriba, ese mismo que ahora tiene María Eugenia Vidal con Macri.

6)-¿Qué argumento sostuvo Capitanich para litigar contra la Nación por la devolución de ese 15 % de la Coparticipación recién a fines de noviembre del 2015 cuando Macri había sido electo Presidente?

Tomamos nuevamente el argumento que empleaba Jorge Capitanich en ese entonces: "Ahora han cambiado las reglas de juego y observamos que no va haber transferencia de recursos para la construcción de viviendas, que se hacían con recursos provenientes del Fondo Nacional de la Vivienda (FONAVI) y también por acuerdo entre Nación y provincia", indicaba Coqui a modo de ejemplo.

7)-¿Si un gobernador no puede plantarse ante la Nación significa que se arrodilla ante el ejecutivo de turno o que el Federalismo es una entelequia?

Esto último. El Federalismo argentino es una fantasía. Lo reconoció el propio Alberto Fernández hace un par de semanas. "Quiero erradicar el unitarismo que tiene el país hace tiempo. No quiero gobernadores presionados por el ejecutivo de turno", sostuvo el precandidato a Presidente por el Frente de Todos.

Estos puntos dejan entrever que la acusación de Capitanich para con Peppo no observa la raíz de todos los males: que sin autonomía fiscal las provincias seguirán siendo "disciplinadas" por los ejecutivos nacionales.

Sería pertinente, que como lo exigiera el mismo Peppo en el acto por el día de la independencia la semana pasada-en sintonía con Alberto Fernández-, que toda la dirigencia política chaqueña bregue para que "el país tenga un real federalismo".

Caso contrario, todo quedará en la superficialidad de una simple chicana electoralista y cada gobernador provincial estará atado a los caprichos del ejecutivo nacional de turno.

(*) Licenciado en Periodismo

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS