lunes 11 de noviembre de 2019 - Edición Nº245

Economía | 25 jul 2019

Finanzas

Para Bloomberg, Argentina es la economía más vulnerable del mundo

Moody's y Standars and Poor's advirtieron por las dificultades adicionales que las finanzas nacionales les causan a las empresas a la hora de financiarse. El riesgo país volvió a dispararse.


Por:
Redacción LPD

En el ranking de vulnerabilidad de países emergentes que elabora Bloomberg a partir de los datos del FMI y el Banco Mundial, Argentina se llevó el primer lugar con los indicadores de 2019. De esta forma desplazó al segundo puesto a Turquía, quien hasta ahora encabezaba el podio. Por su parte Sudáfrica conservó el tercer lugar. Como consecuencia de esta debilidad de la economía argentina, las empresas se ven crecientemente afectadas, tal y como advirtieron este miércoles las calificadoras de deuda Moody's y Sandard and Poor's.

Cinco factores explican el primer puesto de la Argentina en el podio de los países más vulnerables de Bloomberg: un muy elevado ratio (40,5%) de deuda externa de corto plazo sobre el PBI, una desviación de 35,8 puntos porcentuales de inflación por encima de la meta abandonada en septiembre (10%), un muy bajo ratio de Reservas Internacionales de cobertura (solo 85,9%, frente al 159,9% de Brasil por ejemplo) , un déficit de cuenta corriente del 2% del PBI y una pobre efectividad del gobierno.

De esta forma, Bloomberg reflejó que Argentina es el país más propenso a engriparse si algún otro país estornuda. Sin más, este miércoles el riesgo país volvió a dispararse arriba de los 800 puntos básicos. Y este estado de bajas defensas se traduce en otra serie de riesgos para las empresas, tal y como lo describieron las calificadoras de riesgo.

Por ejemplo, Moody's advirtió que la debilidad económica y la incertidumbre política se conjugan para incrementar los riesgos para la mayoría de los sectores: automotrices, energéticas, bancos y construcción entre otros por la caída de la economía. Pero también a las provincias, por una menor recaudación.

Moody's advirtió que la debilidad económica y la incertidumbre política se conjugan para incrementar los riesgos para la mayoría de los sectores y las provincias.

Para Moody's la economía probablemente se contraerá en un 1,5% adicional en 2019, después de una contracción de 2,5% en 2018.

"Esto, en combinación con una alta inflación y una creciente incertidumbre de políticas pondrá en riesgo a varios sectores de la economía: las provincias y municipalidades se verán perjudicadas por una menor recaudación tributaria, un mayor nivel de gastos y deuda denominada en moneda extranjera; las empresas estarán expuestas al debilitamiento de la economía y la moneda, así como también a la incertidumbre sobre el futuro de las políticas gubernamentales, aunque han logrado contrarrestar el limitado acceso a los mercados y la crisis financiera reduciendo sus niveles de deuda desde 2018; la liquidez y las necesidades de financiamiento de las empresas de servicios públicos y energía estarán presionadas por un entorno operativo incierto; la prolongada crisis macroeconómica podría dañar los fundamentos de los bancos; la baja actividad económica y la alta inflación seguirá afectando al mercado asegurador", señaló el reporte de Moody´s.

En particular, Moody's advirtió que la inestabilidad macroeconómica extendida dañará en particular los fundamentos de los bancos por el deterioro de los perfiles crediticios.

No obstante, para S&P las perspectivas del sector bancario son algo menos pesimistas. Con la economía cayendo 1,6% de acuerdo a sus estimaciones, Argentina es el único país de la región -excluida Venezuela- donde el crédito al sector privado va a contraerse. Para los bancos, la menor actividad crediticia se verá compensada por las ganancias con Leliqs, aseguró la calificadora, pero no para las pymes ni el segmento minorista.

"Esperamos que la cartera de crédito total en América Latina se expanda a 5%-)% en 2019-2020, excepto en Argentina donde prevemos que el crédito se contraiga" por causa de "las difíciles condiciones operativas en los segmentos de financiamiento corporativo y al consumo", dijo S&P respecto de sus perspectivas para el sector bancario y crediticio. En efecto, la calidad de los activos mostró un fuerte deterioro respecto del año pasado, cuando la cartera vencida era del 1,8% de los créditos y ahora se multiplicó hasta llegar al 4,2%. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS