miércoles 13 de noviembre de 2019 - Edición Nº247

Opinión | 30 jul 2019

La nueva deuda externa, de la que no vimos un billete


Por:
Fabricio Bolatti (*)

La política de Macri y sus socios (entre ellos el FMI, banca internacional y sectores políticos conservadores) logró que Cambiemos influya en nuestra calidad de vida, la cual se desplomó y hoy ubica a 4 de cada 10 ciudadanos en la pobreza e indigencia. Realidad que se expresa en mayor desempleo, pérdida del poder adquisitivo de ingresos y salarios por encima del 50% en casi cuatro años, caída del consumo y aumento de hogares con NBI, entre otros.

Lo que perdimos o nos sacaron no solo se compone de ingresos o recursos del presente, sino que principalmente, lo conforman los del futuro, o sea que la pérdida o quita hipoteca las próximas generaciones, “por 100 años”, como lo manifestaron fuentes oficiales.

Lo novedoso y llamativo

En una situación normal-como sería la toma de un crédito para acceder a un bien o servicio que deseamos o necesitamos- nuestra riqueza o satisfacción, debería verse incrementada en el presente, pero sabiendo qué recursos futuros van a tener que ser destinados a la cancelación del compromiso asumido.

Si lo ‘obvio’ se aplicara a la realidad de nuestro país, deberíamos estar atravesando una situación muy distinta, y diría que hasta totalmente opuesta al difícil panorama social y económico en que nos encontramos inmersos la mayoría de los ciudadanos. Haber contado, invertido, gastado y/o reservado los UDS 200.000 millones de dólares en que aumentó Macri la Deuda Externa debería haberse reflejado en la felicidad del pueblo, con respuestas a las demandas y satisfacción de las cada vez más acuciantes necesidades, o al menos disponer de múltiples oportunidades para mejorar nuestra calidad de vida en comunidad.

Pero nada de esto caracteriza esta etapa, hoy estamos ‘mucho más pobres y mucho más endeudados’, con lo que garantizan que en el futuro sigamos complicados. Realmente un resultado complejo y difícil de obtener, solo ‘el mejor equipo de los últimos 50 años’ podía lograrlo. Lo que Macri omitió decir en campaña electoral del 2015, es con qué camiseta o bandera iba a salir a la cancha su equipo, todo indica que no era la celeste y blanca.

Algunos aburridos números y datos de lo que cambiaron

Tomaron deuda externa por UDS 200.000 millones de dólares (emitieron títulos por 150 y el FMI aportó otros 50 mil millones de dólares), este monto equivale a ocho veces el stock de reservas en divisas del BCRA al inicio de la gestión de Macri, o 135 años de Coparticipación Federal de Impuestos que recibe el Chaco, o a 7 años del conjunto de provincias argentinas. En esta etapa donde el pueblo pide aumento o actualización de salarios e ingreso, puede ser útil comparar el aumento de la Deuda con masa salarial, y observamos que 1.500 meses de sueldos que abona el Estado chaqueño podrían abonarse con ese endeudamiento.

No solo el monto es preocupante, sino que se agrava cuando se analiza el perfil de vencimientos y la tasa de interés que devengan los préstamos. La gestión Macri nos comprometió a pagar en un corto plazo, alrededor de 120 mil millones de dólares, solo en 2022 y 2023 vencen 35 mil y 39 mil millones, respectivamente.

¿Dónde están los dólares del endeudamiento y el ahorro del ajuste?

Además de habernos endeudado con el exterior por más de UDS200.000 millones, el gobierno de Macri realizó un impresionante y sacrificado ajuste que reorientó recursos del pueblo trabajador a sectores concentrados. Inflación, devaluación del peso, liberación de precios, dolarización de tarifas y combustibles, quita de derechos, menos servicios públicos, cierre de programas, reducción de presupuesto público y mayor regresión del sistema tributario, son algunas de las herramientas de gestión y medidas que usaron en contra del pueblo.

O sea, nos sacaron una gran parte de lo que teníamos y se pidieron prestado a nuestra cuenta unos buenos miles de millones de dólares, de los que en el país quedan muy pocos y cada día que pasa disminuye.

La fuga o salida de divisas se estima en más de UDS100.000 millones de dólares para lo que va de la gestión de “Cambiemos”, o sea más de la mitad de la deuda tomada o también equivale a más de cuatro veces el stock de reservas del Banco Central a fines del 2015. Para lograrlo tuvieron, como primera medida, que liberar el mercado cambiario y la entrada y salida de divisas del país, luego inventar altas ganancias y después conseguir los dólares vía toma de Deuda Externa, para cambiar por los muchos pesos acumulados o saqueados y así llevárselos fuera del alcance del pueblo argentino.

Para no aburrir, les cuento que solo en intereses por nueva Deuda Pública (dos en una: entran dólares y se generan altas ganancias financieras), el pueblo argentino va a pagar en los cuatro años de Macri UDS40.000 millones de dólares, y lo hace con lo que acumularon aplicando el ajuste y las quitas. Otra vía del saqueo es la política del Banco Central – avalada por el FMI –, donde se generan altos intereses con renovación y emisión de instrumentos de política monetaria, como “letras” que pagan tasas reales diez (10) veces más altas que en cualquier lugar del mundo, generando ganancias que no surgen de la producción y el empleo, sino de la especulación, este mecanismo ya suma más de UDS30.000 millones de dólares que ya no están.

Podemos concluir que todo está armado para dejarnos pobres y endeudados, de esta forma nos someten y condicionan el futuro, algo que nos pasó varias veces en la historia de la nación. Esta es la ‘herencia impuesta’ de Cambiemos.

(*) Precandidato a Diputado Nacional por el Frente de Todos-Unidad Ciudadana Chaco

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS